Motivación para las rutinas de ejercicio mañaneras para mantenerse constantes todo el año

Por Bethany Johnson en Healthy Feeling

Cuando las estaciones comienzan a cambiar dando paso al otoño, las mañanas se vuelven más frías y oscuras. Es por ello que cuando suena tu alarma en la mañana y aún se ve como si estuvieras en medio de la noche, es muy tentador apagarla y volver a dormir en lugar de levantarte para hacer ejercicio. ¿Qué puedes hacer para mantener ese régimen de ejercicios que en las mañanas de verano era más sencillo seguir? Los siguientes tips te serán muy útiles para mantener tu rutina de ejercicios intacta.

Early morning workout

Duerme bien

Comienza planeando tener una buena mañana desde la noche anterior. La Escuela de Medicina de Harvard comparte algunas sugerencias para mejorar tu sueño, lo cual te ayudará a reducir el andar dando vueltas en la cama. Estas recomendaciones incluyen mantener un horario constante de sueño, crear un ambiente sereno en tu recámara y establecer una rutina relajante para antes de dormir. Te sorprendería saber lo fácil que es despertar por las mañanas cuando te enfocas en descansar bien.

Manténte despierto

En cuanto suene tu alarma, prende la luz. O mejor aún, haz lo que hice e instala un temporizador que encienda automáticamente la luz. Lávate la cara inmediatamente o tómate un un pequeño smoothie como refrigerio y estás listo para comenzar. Descubre qué es lo que te motiva para salir de la cama realmente y comienza tu mañana. Si te cuesta mucho trabajo, poner múltiples alarmas y luces programadas en distintas partes de tu recámara no es extremo. Definitivamente invierte en una cafetera automática para que recién te despiertes tengas tu combustible en forma de cafeína a la mano.

Planea tus ejercicios (y respétalos)

La Asociación Americana del Corazón recomienda 150 minutos semanales de actividad moderada. Eso podría ser 30 minutos cinco días a la semana o 75 minutos de actividad vigorosa una vez a la semana. Así que planea qué días vas a ejercitarte y sigue tu plan. Puede ser tentador no definir un plan, pero eso facilitará que puedas posponer tus ejercicios para otro día. En cambio, planea qué días te levantarás temprano para ejercitarte y qué días podrás disfrutar de un desayuno tranquilo. Crear una rutina consistente te permite respetar tus compromisos.

Combate el aburrimiento

Es sencillo subirse a la elíptica en el gimnasio cada mañana, especialmente si tienes tu programa de TV favorito. Pero si quieres mantener tu plan de ejercicios, el aburrimiento en tu rutina mañanera es peligroso. De acuerdo a la Asociación Americana de Osteopatía, cuando uno se aburre es más propenso a renunciar o sufrir una lesión. Así que busca un cambio de escenario e integra una buena variedad de cardio, pesas y estiramientos en tus ejercicios e intenta competir contigo mismo o con otros para mantenerte interesado y comprometido. Consiéntete descargando una nueva lista de reproducción movida de vez en cuando. 

Otra manera divertida de combatir el aburrimiento es intentar diferentes tipos de ejercicios. Salta a la alberca y nada algunas vueltas o súbete a tu bici y pedalea por algunos kilómetros para darle a tus músculos y a tu cerebro algo nuevo qué hacer. También puedes revisar lo que ofrece tu gimnasio local en busca de algo emocionante.

Conocer tus motivos

La mejor motivación para hacer ejercicio sin importar la estación del año eres tú. Adoptar buenos hábitos será difícil pero eso es lo que hace que valga la pena. Es por eso que necesitas tener una razón sólida y convincente para salir de la cama y moverte, aún en las frías mañanas de otoño. Comienza leyendo sobre los increíbles beneficios que traerá el ejercicio a tu vida. Lleva un diario de cómo te sientes física y emocionalmente una hora después de cada entrenamiento para convencerte a tí mismo de ser valiente durante el ejercicio de la mañana siguiente.

early morning workout

El ejercicio constante te permite mantener un peso saludable, fortalecer tus músculos y huesos y mejorar todo desde tu estado de ánimo hasta tu poder mental. ¡Que tu salud en el futuro sea tu motivación para moverte cada mañana!

Despertarse y ejercitarse puede ser brutal—especialmente si el clima no es el más adecuado o no te ayuda a sentirte muy movido. Pero verás que después de que termines tus ejercicios, instantáneamente te sentirás mejor. Con un poco de determinación y algo de motivación creativa, podrás continuar con tus entrenamientos y disfrutar de los beneficios del ejercicio durante todo el año.

¿Tienes algún truco bajo la manga para motivación para ejercitarte sin importar la estación del año? ¡Somos todo oídos! ¡Twittéanos tus sugerencias a @TomsofMaine!

Imagen de: Wikimedia Commons | Flickr | Pexels

Este artículo fue presentado por Tom’s of Maine. Los puntos de vista y opiniones expresados por el autor no reflejan la postura de Tom’s of Maine.

Ventajas / ¿Por qué es importante? / Lo bueno importa - cuenta

Has disfrutado los beneficios de tus entrenamientos cada mañana durante los meses cálidos y ahora que comienza el frío, necesitas luchar un poco más para tener la misma constancia. Afortunadamente, cuando pongas en marcha estos consejos, inclusive te sentirás mejor sabiendo todo lo que has superado para mantenerte motivado.