4 Remedios naturales para heridas y raspaduras

Por Angela Tague en Healthy Feeling

Los días más cálidos traen consigo juegos en el patio, idas al parque—y muchas raspaduras y moretones. Por fortuna en tu despensa, la cocina e incluso en el jardín puedes encontrar diversos remedios naturales para heridas. Es momento de ponerte tu traje de la Dra. Mamá para atender desde raspaduras menores hasta picaduras de insectos y ayudar a tus hijos a sentirse mejor con algunos de estos sencillos remedios saludables.

Antes de cualquier cosa, evalúa la situación y limpia la herida. Si tu hijo sangra abundantemente, haz presión y visita a tu doctor más cercano inmediatamente. Para raspaduras con enrojecimientos o pequeñas manchas de sangre, lava la piel para eliminar cualquier resto de tierra y bacterias. Agua fresca limpia y un paño suave deberían solucionarlo. Si tienes acceso a jabón antibacterial, úsalo. Posteriormente aplica alguno de estos remedios naturales y calmantes para heridas.

chamomile flowers

Miel natural pura

La evidencia de personas que usan miel como un ungüento sanador se remonta al 2100 A.C. Este endulzante natural es un antibacterial fabuloso que funciona para controlar potencialmente la inflamación y evitar la infección cuando se administra tópicamente a una herida limpia. Aplica una capa delgada de miel natural y posteriormente venda la raspadura.

Flor de Milenrama

Si llegaras a encontrar cerca de ti alguna de estas flores que crecen naturalmente en el suelo, recolecta algunas. Frota las flores y las hojas de la milenrama para crear una pulpa que se pueda aplicar directamente a una herida, ésto ayudará a detener el sangrado y sanar la piel lesionada. El secreto de esta flor medicinal es que puede reducir la inflamación y sanar heridas de forma natural.

Manzanilla

Esta hierba popular a menudo se usa como té pero también puede a sanar heridas. Humedece una bolsa de té de manzanilla y mantenla presionada sobre la zona irritada. Los aceites naturales de la planta pueden acelerar la tasa de sanación ayudando a tu piel a regenerar tejido nuevo. Al humedecer la bolsa de té con agua fría, puede ayudar a anestesiar el área temporalmente para proporcionar alivio adicional.

Aloe Vera

Extraer un poco de aloe puro de un corte fresco de esta planta que comúnmente se puede encontrar en los hogares puede ser un gran remedio para las quemaduras solares leves o para un accidente menor como una caída de bicicleta. Este líquido espeso ayuda a la formación de colágeno, que a su vez puede curar la piel y mantener las infecciones a raya.

Si bien el verano puede significar algunos golpes y moretones de más, con estos remedios caseros para heridas estás listo para curar heridas. ¡Comparte con nosotros tus aventuras en este clima caluroso twitteándonos a Tom's Of Maine una foto de tu familia disfrutando de actividades al aire libre!

 Este artículo fue presentado por Tom’s of Maine. Los puntos de vista y opiniones expresados por el autor no reflejan la postura de Tom’s of Maine.

¿Por qué es importante? / Lo bueno cuenta

Ya sea que te encuentres lejos de casa o estés tratando de cambiar tu vida a un estilo más ecológico, elegir remedios naturales para heridas tiene sentido. Conviértete en el padre del año haciendo sentir mejor a tus hijos con ingredientes naturales y reduciendo su exposición a químicos innecesarios.